Hot - Ushuaia

Black Coffee, a man with a dream

5 min. de lectura

La mañana del 11 de febrero de 1990 es una fecha que se quedó grabada a fuego en la mente de Nathi Maphumulo. Acababan de liberar a Nelson Mandela de la cárcel y en todos los pueblos de Sudáfrica la gente lo celebraba en la calle. Un coche apareció de la nada disparado y arrolló a la multitud de la que formaba parte Nathi. Hubo treinta y cinco heridos y murieron dos personas, entre ellas el conductor, al que la multitud sacó a rastras del vehículo para prenderle fuego. Nathi fue uno de los heridos en el accidente, con una lesión que le afectó a los nervios del hombro, del codo, de la muñeca y de la mano; en un instante el adolescente perdió para siempre el uso de su brazo izquierdo. Este verano estará en el nuevo super club HI Ibiza, donde le espera una noche reservada para él y una espléndida residencia de 18 semanas. Hay personas que jamás dan sus sueños por perdidos. Y él es una de ellas...

De niño o te levantabas todos los días a las cinco de la mañana para ir andando solo en la oscuridad a ordeñar la vaca familiar. ¿Qué sueños tenías en ese entonces? ¿Te resultaba difícil imaginarte la vida fuera de tu entorno?

Siempre he tenido una imaginación muy activa y fantasías disparatadas. Ya de niño tenía grandes sueños de convertirme en un artista de renombre y viajar por el mundo creando música hermosa. Siempre tuve estas metas, y aunque nunca supe si serían posibles, siempre formaron parte de mi plan de vida. Sólo hay una persona capaz de limitarte... y esa persona eres tú.

¿Crees que el hecho de ser tan joven cuando ocurrió el accidente te ayudó a enfrentarte a tu discapacidad?

Sin duda alguna. Yo era todavía muy joven, estaba muy lleno de energía y era todavía lo suficientemente inocente como para creer que todo es posible. Realmente creo que si el accidente hubiese ocurrido más tarde, no estaría aquí.
 
Incluso con toda la ambición que tenías, seguramente tendrías algunas inquietudes sobre cómo lograrías, a nivel físico, actuar como músico...

Claro que me preocupaba el hecho de tener que poner discos y hacer música con una sola mano, pero simplemente busqué la forma de hacer de dj y producir y seguí adelante. Es tan sencillo como eso.

Actualmente, eres el mayor artista musical de Sudáfrica. ¿Sientes que la gente en casa ha empezado a tratarte de forma distinta a raíz de tu éxito mundial?

Es obvio que hoy en día la gente sabe quién soy, pero yo defiendo mucho mi vida privada y cuando me aventuro es sólo por trabajo. Obviamente las redes sociales tienen un impacto enorme, y cada vez más me paran por la calle para pedirme un sel¬fie, lo cual es todo nuevo para mí. Pero en general, el nivel de respeto sigue siendo el mismo.

Parece increíble que cuando empezaste a trabajar de dj ibas con cintas de casete y llevabas un boli para rebobinar y adelantar las cintas. ¡Y mírate ahora! El año pasado me contaste que el siguiente paso para ti sería una residencia en Ibiza. ¿Por qué es tan importante esto para ti?

Para cualquier dj, Ibiza es el lugar más importante para tocar, es donde queremos estar todos. Hay una verdadera comunidad de dj’s en la isla y todo el mundo se esfuerza por hacer cosas y lograr ser el mejor en lo que hace. Eso me encanta.

¿Cuánto tiempo llevas planificando tu nueva residencia en HI Ibiza? ¿Qué nos espera a nivel musical?

Hace unos 12 meses que le comenté la idea a Yann y empezamos a hablar de cómo funcionaría. Estoy tan ilusionado con la nueva noche... Estoy convencido de que vamos a hacer algo muy especial. Cada sábado habrá algo distinto, hemos contratado a artistas increíbles como Damian Lazarus, Âme, Bedouin, Lee Burridge o DJ Harvey así como a algunos talentos sudafricanos brillantes como Black Motion o Culoe de Song, que sé que encantarán a la gente.

Hay tanta competencia en la isla... ¿Qué harás para destacar entre la competencia?

La gente vendrá vernos por la música, esa es nuestra primera prioridad. Nuestro objetivo es recrear los viejos tiempos del clubbing, en el sentido de que, cuando a la gente le encanta una canción, luego cuando vuelvan a escucharla pensarán “Esto lo escuché por primera vez en la fiesta de Black Coffee en HI Ibiza”. Esto ahora ya no suele pasar, lo cual es realmente triste.

Vas a actuar con Erick Morillo en la fiesta de ÏU UMAG Launch Experience el 1 de julio en la azotea de The Hard Rock Hotel Ibiza. ¿Es la primera vez que tocas con el jefe de Subliminal?

Sí, y me apetece mucho. Lo conocí en Miami hace poco, estuvimos charlando un tiempo sobre música e intercambiamos los n˙ meros de teléfono. Es un tío muy guay, y la ­ esta promete ser muy divertida.

Te han pasado tantas cosas en estos dos últimos años: viajes, fortuna y logros. ¿Dirías que llevas la vida de una estrella del rock­ n­roll?

Ja, ja! Bueno, sí, pero no encajo del todo en el tópico de estrella del rock. Yo nunca bebo, no he fumado nunca un cigarrillo ni he tocado las drogas -así que en ese sentido, no-. Pero en el sentido de ser famoso, pues supongo que sí. Para mí en mi país es muy difícil ir a tocar a cualquier sitio sin llamar la atención, por eso me encanta Europa, porque tengo tranquilidad absoluta y la gente me deja en paz.

¿Todos estos viajes han afectado a tus métodos en el estudio?

Por supuesto, viajar por el mundo me ha permitido descubrir muchísimos estilos nuevos de música. He aprendido mucho y ahora hago música con el lema de “menos es más” en vez de pasar demasiadas horas encerrado. Con el estilo de vida que llevo, sé que necesito dormir mucho, es necesario para intentar comprender el mundo esté tan loco.


El primer crédito que recibiste fue en el proyecto More Life de Drake en la pista “Get It Together” que utilizaba el ritmo de tu tema “Superman”. Aunque no fue una colaboración en toda regla, él sí que estaba en tu lista de artistas con los que soñabas hacer música algún día…

No quiero que dentro de unos años se me conozca como ‘el artista ese de Sudáfrica que hace música’. Quiero trabajar con todo el mundo, tengo una lista larga de colaboradores. Y sí, Drake está en esa lista. Lo de More Life fue algo muy grande para mí como productor. ‘Superman’ lo hice en 2008, y el hecho de que Drake lo cogiera para un lanzamiento para este año 2017 fue muy significativo. Esto disipó todas mis dudas sobre si el tipo de música house que hago era lo suficientemente global.

Eres un gran fanático de los coches. Pero cuando ves un coche que te gusta, no dejas de pensar en cómo cambiarlo para convertirlo en algo totalmente único. ¿Qué importancia tiene ser único en tu música?

Para mí ‘único’ es una palabra muy grande, basta ver mi residencia en HI Ibiza para comprobarlo -va a ser una noche totalmente única, por lo menos en cuanto a la música-. Hay gente que cuando ve un cartel anunciando a Black Coffee de Sudáfrica se imagina que la fiesta estará llena de máscaras africanas y congas, y en vez de eso lo que encuentran es música house ancestral con un auténtico aire de alma real.

Pero tu música sí tiene cierto aire africano...

Sí, pero esto no ha sido un esfuerzo consciente, es simplemente porque soy quien soy y esa es mi forma de entender la música.

Te criaste en una familia muy religiosa en la que pasabais una hora rezando y cantando cada mañana. ¿Sigue siendo importante para ti la religión? 

Sí, lo es. Creo que como persona el hecho de temer a alguien o algo sirve de protección y te hace entender que el mundo no gira alrededor de ti. Es importante ser consciente de ello. El papel que cumplo con mi música es mostrarle a la gente la obra de Dios - mostrarles de dónde soy, dónde estoy y dónde quiero ir-. Quiero que mi música sirva para unir a la gente.

Últimamente has visitado colegios para hablar con los chicos. ¿Qué mensajes les has dado?

Les he explicado a estos jóvenes todo lo que hemos sufrido en cuanto a saber quiénes somos como personas de raza negra. Nuestro gobierno hizo mucho por envenenar las mentes de las personas de raza negra para hacernos pensar que no valemos nada. Tenemos una gran labor por delante para educarnos los unos a los otros y hacer hincapié en la vital importancia que tiene creer en nosotros mismos a pesar de nuestro pasado. El amor propio es muy importante.

Hace poco fuiste asaltado en una gasolinera por un desconocido que llevaba un martillo de casi dos kilos. ¿Cómo te afectó esto?

Eso fue una locura, y de hecho ocurrió el día antes de mi boda. Vivo en un país maravilloso, pero este incidente demuestra la necesidad de cuidar a la gente. Me ha hecho ser más precavido, pero he seguido y el terror ha desaparecido de mi mente.

Y, por último, nunca has sido el tipo de productor que tiene un conocimiento exhaustivo de la historia de un sello discográfico o de todo el catálogo del artista. ¿Tus compañeros dj’s se meten contigo por este rasgo tan entrañable?

Ja ja! No. Bueno, ¡espero que no! Mira, yo cuando escucho una canción que me parece especial voy y la busco y la devoro. Si no es muy buena me olvido, es tan sencillo como eso. Lo más importante para mí es poder tocar esta música tan maravillosa. Cuando escucho a la mayoría de dj’s, parece que tocan siempre una sola canción y esto puede ser desolador para el alma. Por eso este verano en HI Ibiza os espera a todos una sorpresa musical. La ¬fiesta esta no ha hecho más que empezar.

Te interesará
¿Quieres comentar?
Tu dirección de correo no será publicada

...

No hay comentarios